viernes, noviembre 25, 2005

(Carlos Navarro. De "Añoranzas")

(...)Esconde la comisura de tus labios el rumor
de tu risa ingrávida, siempre desdeñosa del aire
y acompasada por la piel entre tropical
e hindú del rostro, pacto secreto del alma;
ríes hacia el cielo, a veces
contenida o sólo mueca iniciada,
una encrucijada,
elogio para quienes comparecen
a su destello como arte único y espontáneo. (...)