viernes, octubre 13, 2006

No digas nada



(Echo una mirada a un carpeta destrozada al final de un armario. Varios escritos de un joven de 15 años, no he podido evitar enseñároslo. A veces creo que no somos más que aquellos que siempre fuimos)

Si tienes desparejos los zapatos
y desenlazados los cordones
por la mañana
o los tristes bolsillos semivacíos,
si tienes sucias las manos,
secos los labios
y olvidados los besos,
no digas nada.

Si apoyas tedios tus brazos
sobre la barandilla,
si crees que las hojas yacen inertes
en las calles,
si tus ropas son meros andrajos,
si descoses tus legendarios jerseys
y echas a volar libres tus pañuelos,
no digas nada,
tan solo mírame
si no te acuerdas del color del cielo
ni de la belleza de los delfines,
si sientes
languidecer tu sonrisa
y opaca la luz de tu semblante,
si sientes derruirse el muro de tu vida
piedra a piedra
ramo a ramo
tú,
no digas nada.

2 comments:

Blogger Ary dijo...

que decir cuando no hay que decir nada.

15:59  
Anonymous Carlinyos dijo...

O cuando quien escucha no podrá comprendernos jamás.

Me alegra que te hayas pasado por el blog, Ary. Un beso.

03:04  

Publicar un comentario

<< Home